Lo condenaron por violación de una nena pero no aparece

Orlando en el foco de la tormenta por su polémica resolución
Orlando en el foco de la tormenta por su polémica resolución

Un hombre que fue condenado hace pocos días por un episodio de abuso sexual no aparece y la Fiscalía de Puerto Madryn pidió su captura nacional e internacional. Estaba en libertad por decisión de un juez, a pesar de la oposición de la parte acusadora. Su defensor dice que le podría haber “pasado algo”.

El hombre fue acusado de abusar sexualmente de una menor de 12 años, pero estaba en libertad y tras ser encontrado por el delito que se le atribuía, desapareció de su casa y de los lugares que solía frecuentar.

Cuando aún falta realizar la audiencia de cesura de pena donde se establecerá cuál será la condena que efectivamente deberá cumplir, el Ministerio Público Fiscal solicitó la captura nacional e internacional del individuo, un hombre de 33 años, quien es extranjero. El Doctor Carlos Del Mármol, abogado del imputado, deslizó ante el tribunal que a su defendido “le podría haber ocurrido algo” y por eso no se presenta ante la justicia.

Un billete

El hecho que investigó la justicia se descubrió cuando los padres notaron que la nena tenía un billete de 100 pesos y comenzaron a interrogar a la pequeña. A partir de allí la nena contó lo sucedido y narró que un sujeto, que le escribía cartas, había tenido relaciones sexuales con ella recientemente. A las pocas horas y en base a la labor desarrollada por la Brigada de Investigaciones de la Policía, se logró detener al sospechoso.
El hombre, de 33 años de edad y de nacionalidad boliviana, no opuso resistencia y en un principio fue detenido en una comisaría de Trelew. El abuso sexual habría ocurrido tiempo atrás, pero la nena se lo contó a los padres cuando la comenzaron a interrogar por el dinero que poseía. En base a los pocos datos iniciales, la Brigada de Investigaciones trabajó sobre cartas que le habría escrito el abusador a la niña y sobre un número de teléfono celular.

En libertad

El juez Marcelo Orlando dictó en primer término la prisión preventiva, pero luego otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria, hasta que finalmente, cuando la etapa de instrucción había terminado, resolvió la libertad del imputado. La fiscalía se opuso a estas medidas, argumentando la posible fuga del presunto abusador y el entorpecimiento de la investigación, pero al momento de llegar al juicio, el sospechoso se encontraba en libertad, según indica el Diario Jornada.

Orlando había estado en el foco de la tormenta meses atrás, ya que había sido el magistrado que había otorgado un beneficio a un imputado que también se fugo. Se trata de Carlos Campos, quien se había fugado al tener el permiso de regar los jardines de la Comisaría Tercera, aunque finalmente se entregó.

Tribunal

El tribunal compuesto por los jueces de Trelew, Darío Arguiano, Adrián Barrios y Laura Servent resolvieron hace pocos días condenar al imputado por el abuso de la menor de 12 años, pero ayer cuando debía realizarse la audiencia de cesura de pena, el culpable no se hizo presente. Su mujer habría informado a policías de la Comisaría Tercera de Puerto Madryn que el reo desde el viernes que no está en su casa y que teme “que le haya pasado algo”, explicación que expuso ante el tribunal el abogado defensor