Los asesores de Buzzi habrían sido contratados para mejorar la imagen del Banco Chubut

Asesores de Buzzi habrían sido contratados para "mejorar la imagen del Banco Chubut"
Asesores de Buzzi habrían sido contratados para “mejorar la imagen del Banco Chubut”

Ahora, los asesores del gobernador Buzzi sumaron un nuevo cliente: el Banco del Chubut. Les dieron un contrato para mejorar la imagen de la entidad, indica el Diario Jornada, quien se encuentra enfrentado con el Gobierno provincial.

Rafael Prieto y Ariel Godoy, los asesores preferidos del gobernador Martín Buzzi, ya inmortalizados como “Kiko” y “Kako”, siguen haciendo de las suyas en Chubut, desliza la edición del Diario Jornada.

Tras las diversas investigaciones periodísticas de Jornada que revelaron los onerosos contratos por servicios de creatividad y comunicación que les viene pagando este año la Subsecretaría de Medios y Comunicación Pública, que conduce Juan Carlos Martín, ahora se sabe que también el Banco del Chubut ha contratado los servicios de la consultora Qualitative, que lideran “Kiko” Prieto y “Kako” Godoy, para coordinar “investigaciones cualitativas y cuantitativas” y realizar un “estudio sistemático de imagen y posicionamiento” de la institución provincial.

Según la documentación oficial a la que accedió Jornada, el Banco del Chubut ya le habría pagado 308.550 pesos por este trabajo, que se inició en abril pasado con la firma de un contrato por seis meses, que la semana pasada fue extendido por un plazo similar.

“Visto la necesidad del Banco de contar con un análisis de la imagen y posicionamiento en los distintos segmentos de la comunidad”, comienza diciendo la resolución del Banco del Chubut firmada en abril pasado por su gerente general, Hugo Garnero, que fundamenta la contratación de Qualitative.

El escrito del Banco admite que fue la entidad pública provincial la que le pidió a la firma de Prieto (que se llama Qualitative pero factura como Odatech SRL) una propuesta de servicios para “contar con un instrumento objetivo para la planificación de programas de mejora de productos y servicios.”

Esa “propuesta” original del Banco tuvo una respuesta de Qualitative que firmó el propio Prieto –a la que Jornada también accedió a una copia-, que tiene seis páginas y fue elevada al presidente de la entidad, Rubén Bambaci, el 15 de marzo pasado. La propuesta de Qualitative incluye una “investigación cualitativa con la metodología de Focus Groups en los empleados de principales sucursales y discriminado en regiones”. Los “Focus Groups” se denominan a las entrevistas grupales a un grupo de personas para saber su opinión sobre algún tema o producto en particular.

El servicio también contiene encuestas telefónicas por “IVR”, que es la sigla de “Interactive Voice Response” o respuesta vocal interactiva, que no es otra cosa que los habituales llamados grabados que se utilizan para encuestas telefónicas.

Por los servicios ofrecidos, Prieto presupuestó 42.500 pesos más IVA mensuales, por un contrato de abril a diciembre y pagaderos a mes vencido, a diez días de la presentación de los informes de resultado, consta en el escrito de Qualitative.
Un mes después, la Gerencia General del Banco resolvió “autorizar a la Subgerencia de Administración a efectuar la contratación de Qualitative (Odatech SRL) CUIT 30-70910639-9”.
Aunque se aceptó el monto de 51.425 pesos mensuales (42.500 más IVA), el contrato se hizo por seis meses, y no por nueve, como quería Prieto.
De este modo, en apenas un semestre, el Banco del Chubut tuvo que desembolsar 308.550 por los servicios de “Kiko” y “Kako”, que además ya le facturaron al Gobierno provincial al menos otros 400 mil pesos por sus servicios de “creatividad”, más otros 50 mil en pocos meses en concepto de gastos de avión y alojamiento.