Carlos Moreno asegura que Aluar brinda datos erróneos sobre las emisiones de fluoruros

Aluar informa datos erróneos sobre las emisiones de fluoruros, asegura Moreno

El ingeniero Carlos Moreno denunció que Aluar hace una evaluación errónea de su propio sistema de monitoreo de emisiones e inmisiones de fluoruros y advirtió sobre el perjuicio que esto podría tener para el ambiente de Puerto Madryn, informò el Diario Jornada en su edición de hoy.

“Los mal comparan, los mal evalúan y a partir de entonces se teje una trama para disimular estas situaciones y viabilizar ciertas situaciones, como la ultima ampliación, que fue una ampliación a exterminio”, dijo Moreno. Además, agregó que se promedian los registros, en vez de sumarlos y esto permite que los valores absolutos queden dentro de los límites permitidos.

Carlos Moreno recordó que ni la provincia ni el municipio están midiendo las emisiones, y que los datos que aporta Aluar “bien entendidos, presentan una situación gravísima con este tema del flúor, que es la problemática de la industria del aluminio”.

Moreno explicó que el reclamo para que se haga una correcta evaluación sobre los datos de Aluar se remonta al año 1997 cuando se hizo una audiencia por la primera ampliación de la planta. “Los mismos datos que ellos daban de monitoreo de emisiones e inmisiones de fluoruro estaban mostrando una situación ambiental rondando en la emergencia”, aseguró el ingeniero.

En diálogo con FM Tiempo de Puerto Madryn (99.1), Moreno dijo que en un principio “trataron de tergiversar lo que dice la ley, llevando a una situación de tratar de mostrar que por una chimenea está permitida la misma cantidad de este contaminante fluoruro que dice la ley al respecto, independiente de que halla diez, cien o mil chimeneas iguales en un radio de 500, 1.000 o 5 mil metros”. Moreno opinó que esto es “una alevosía, pero sin embargo fue aceptado en 2003 cuando se hace el estudio de impacto ambiental y así siguió hasta que finalmente le dan un permiso de emisión que es una vergüenza”.

“La ley y la reglamentación de las leyes respectivas, marcan estándares de emisiones, es decir cantidades que le están permitidas en determinados radios de influencia del productor o del responsable” precisó Moreno, y agregó que “en este caso estamos hablando de que la ley habla de 500 metros, pero la ley aparte es clara en este sentido de que si en ese radio de 500 metros se constata una emisión, vía de otras plantas o emisores cercanos y se constata que en esa zona a autorizar hay una concentración de fondo ya existente por concentración de ese contaminante de fondo, el permiso de estándar de emisión se reduce”. “En Madryn la concentración de fluoruros en el aire ambiente antes de Aluar era 0”, dijo Moreno.

Deja un comentario