Hay cerezas para todos

Cristina con una cereza que forma parte de la primera exportación.
Cristina con una cereza que forma parte de la primera exportación.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner mantuvo ayer un encuentro bilateral con su par emiratí, Khalifa bin Al Nahayan, en el que ambos jefes de Estado concretaron importantes acuerdos en materia de seguridad alimentaria y energía nuclear con fines pacíficos, a lo que se sumó el anuncio de apertura de una oficina comercial de nuestro país en los Emiratos Arabes.

La reunión, que marcó el inicio formal de la visita de la Presidenta a este país, se inició a las 13 y se extendió hasta las 14.20 hora local (7.20 hora de la Argentina) en el palacio Al Mushrif, residencia oficial del mandatario en Abu Dhabi, capital de la Federación.

Tras la audiencia y almuerzo que compartieron ambos jefes de Estado y de la que también participó el príncipe Mohamed Bin Zayed Al Nahyan -quien más temprano fue recibido por Cristina en el hotel Emirates Palace-, el canciller Héctor Timerman expresó a los medios argentinos que cubren la visita oficial de la Presidenta que “la reunión fue por demás positiva” y señaló que “el emir destacó que la cooperación con Argentina es prioritaria”.

Durante la reunión, agregó Timerman, la primera mandataria recalcó tanto al presidente de los Emiratos Arabes como al príncipe heredero que “Argentina busca socios y no clientes”, al tiempo que destacó “el creciente vínculo entre ambos países”.

La visita de Cristina fue la primera que realiza un jefe de Estado argentino a los Emiratos, hecho que fue celebrado por Al Nahayan durante el encuentro en su residencia, cuyo tramo de ingreso lució decenas de banderas argentinas y de los Emiratos.

La mandataria arribó a la residencia de Al Mushrin desde el Emirate Palace junto al príncipe heredero, con quien, previo al encuentro bilateral, repasó los acuerdos de cooperación agrícola, energía nuclear y de comercio que posteriormente fueron rubricados por los mandatarios en Al Mushrif, al tiempo que dialogaron de la situación en la región de Medio Oriente y América latina y la cooperación de ambos países.

Timerman y Yauhar

Respecto al encuentro, el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, dijo que durante el almuerzo el príncipe le expresó a Cristina que “Emiratos no tiene ningún límite para mantener relaciones con Argentina”, y que enseguida el presidente emiratí le agregó a la Presidenta que “somos absolutamente complementarios con su país”.

De la reunión oficial participaron, además de Timerman y Scoccimarro, el ministro de Agricultura, Norberto Yahuar, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y su par de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri, así como también funcionarios del gabinete de Al Nahayan.

Timerman destacó que el encuentro bilateral y la firma de acuerdos “son el resultado de muchos años de trabajo y de acercamiento”, y en ese sentido resaltó la actividad de intercambio que, por ejemplo, potenciaron en los últimos años el ministro Yahuar y su par de Planificación, Julio De Vido.

El canciller insistió que, durante la reunión, Cristina “fue enfática en afirmar que Argentina no busca clientes sino socios, principalmente desde la integración, la cooperación y transferencia de tecnología”.

Precisamente, la mandataria expresó en la reunión que nuestro país “sólo concibe la integración a partir de esa cooperación y la transferencia tecnológica”.

Alimentos

A la vez, indicó que nuestro país “es muy apreciado por la capacidad de producción de alimentos y los recursos naturales”, y sostuvo que en el diálogo con el emir Cristina reafirmó que “relacionarnos ahora tiene que terminar con la dependencia y el subdesarrollo”.

En cuanto al avance en materia comercial, la Presidenta y Al Nahayan sellaron un acuerdo por el cual Argentina “utilizará a Emiratos como centro de distribución de sus productos hacia otros lugares del mundo”, a partir de la zona franca que posee el país en el puerto de Dubai, sostuvo Timerman. “Argentina es un gran productor de alimentos, y en ese sentido el propio emir le expresó a la Presidenta que algunos pueden dejar de comprar televisores, pero no pueden dejar de comprar comida”.

También recordó que en el marco de la apertura de la Oficina Argentina, que según detalló el ministro Yahuar funcionará como una incubadora de negocios en Medio Oriente, “se selló un acuerdo de transporte y cargas complementario, pero que será fundamental para este acuerdo comercial”.

Por otra parte, los mandatarios también dialogaron acerca de la necesidad de avanzar en procesos de desalinización del agua, y en ese marco el emir se mostró interesado en el reactor nuclear para esos fines que desarrolla Argentina

Deja un comentario