Chubut: Polémica entre Cimadevilla, Di Perna y Guinle por YPF

Por el acuerdo con Repsol, el radical Cimadevilla cargó duro contra los senadores Guinle y Graciela Di Perna. Del primero habló de “voto entreguista” y de la segunda, mencionó “la tibia abstención”. Ella, a su vez, calificó al radical de “contaminante”.
Por el acuerdo con Repsol, el radical Cimadevilla cargó duro contra los senadores Guinle y Graciela Di Perna. Del primero habló de “voto entreguista” y de la segunda, mencionó “la tibia abstención”. Ella, a su vez, calificó al radical de “contaminante”.

Una gran polémica se armó entre senadores chubutenses por el acuerdo con Repsol por la expropiación de YPF. La controversia la inició el radical Mario Cimadevilla, quien reiteró sus críticas al acuerdo del Gobierno Nacional con la empresa petrolera Repsol, al que definió como una “capitulación” y arremetió contra el “voto entreguista” de Marcelo Guinle y la “tibia abstención” de Graciela Di Perna, ambos legisladores de la provincia de Chubut.

“Las ya atribuladas arcas de nuestra provincia serán sometidas a un perjuicio mayor con la aprobación del convenio celebrado por la expropiación de YPF, que ayer obtuvo media sanción. Esta decisión nos costará a los chubutenses la sideral suma de 430 millones de dólares, teniendo en cuenta el 8,4% de la participación societaria de YPF. Una situación inédita, ya que los yacimientos son nuestros. Este enorme perjuicio solo se entiende a partir de la actitud cómplice de quienes gobernaron nuestra provincia desde 2003 hasta el presente”, sentenció Cimadevilla.

No se quedó callada Di Perna, quien por el contrario dijo que “el peor contaminante para Chubut es Cimadevilla”. Según ella, su par “no aporta una sola idea y sus discursos terminan siendo absurdos”.

La senadora nacional por Chubut mostró su hartazgo por las declaraciones de su colega y sostuvo que “escuchar permanentemente al senador Cimadevilla, criticar a todos y cada uno de los chubutenses que han accedido a la gestión de la provincia, es agobiante, máxime cuando se trata de quien precisamente no ha generado una idea a favor de Chubut y debiera recordar las gestiones radicales que poco y nada hicieron por la producción petrolera en estas tierras”.

Añadió la legisladora, que “Cimadevilla, fue el único senador chubutense ausente a la hora de votar el acuerdo con Repsol, y con ello demuestra que su crítica es patológica y que su estadía como senador nacional ha sido funcional al kirchnerismo. Según su conveniencia, en su crítica o apoyo. Ahora levanta las banderas del medio ambiente, en otras oportunidades las arría. No tiene propuestas y sólo está a la espera de poner palos en la rueda a quienes promovemos mejoras para nuestra provincia. Es el peor contaminante para la política chubutense”, concluyó Di Perna.

Deja un comentario