Le asestó once puñaladas y le dejó el cuchillo clavado en la espalda. La víctima está en terapia intensiva. “Es un niño”, dijo la jueza Eizmendi.

7452595a4478566742417055667076676372554173413d3d

La jueza de Puerto Madyrn, Stella Eizmendi dispuso que un adolescente acusado de asestar 11 puñaladas a un hombre para robarle en la calle y dejarlo agonizando quede detenido en su domicilio por un mes porque “es sólo un niño de 16 años”  y “se encuentra en una situación de vulnerabilidad”.

También decidió que se le preparen al joven “actividades socio culturales y educativas para que tengan como fin fortalecer su dignidad y valor social que promuevan su reintegración”

La decisión de la magistrada sobrevino luego que la Fiscalía de Puerto Madryn imputó al menor de edad de tentativa de homicidio e intento de robo y pidió que vaya al COSE.

Se trata del adolescente de 16 años identificado como M.R.J.A. que el pasado 25 de febrero apuñaló 11 veces a Pedro Obando en plena vía pública de esa ciudad portuaria para robarle.

Obando regresaba de una fiesta familiar hacia su domicilio en el barrio San Miguel cuando fue abordado por dos jóvenes que le pidieron dinero.  “Accedí, pero estos sin mediar palabras comenzaron a apuñalarme”, relató la víctima, quien se encuentra internada en el Hospital Andrés Isola. Obando sufrió 11 puñaladas: seis de frente y cinco en la espalda. Incluso, el cuchillo le quedó incrustado en la espalda.

Quien dio aviso a la Policía fue un testigo, que escuchó gritos y vio que dos personas salían corriendo del lugar, donde había una persona ensangrentada, informó un parte de prensa de la Fiscalía de Puerto Madryn.

Uno de los sindicados como autor, menor de edad, identificado con las siglas M.R.J.A, fue detenido horas después por la Policía –en base a la declaración de un testigo- y fue procesado judicialmente por el delito de “Homicidio en grado de tentativa en concurso con robo agravado por el uso de arma”. En su casa se encontró ropa manchada con sangre dentro de una bolsa.

El otro menor tiene 15 años y fue declarado inimputable por la edad.

Arresto domiciliario

El martes a la tarde se realizó la audiencia de apertura de investigación y control de detención, donde la jueza Stella Eizmendi formalizó la causa judicial. La fiscalía formuló cargos y solicitó que el menor quede internado en el Centro Orientador Socioeducativo (COSE, por sus siglas). “Es sólo un niño de 16 años”, afirmó la jueza y sostuvo que “se encuentra en una situación de vulnerabilidad”. “Se trata de un niño y debe ser preservado y no sólo debe tenerse en cuenta las circunstancias que amerita la protección de los derechos constitucionales de una persona mayor de edad sino que tiene el plus por ser niño” afirmó la magistrada.

La jueza dispuso el arresto domiciliario por 30 días “con el compromiso de Asesoría y Defensa para que en el plazo de una semana preparen actividades socio culturales y educativas para que tengan como fin fortalecer su dignidad y valor social como joven, su respeto por derechos humanos, que promuevan su reintegración y que el joven pueda tomar conciencia de su valor como personas y que pueda asumir una función constructiva en la sociedad”.

“Pernoctar en su domicilio sin realizar tarea alguna tampoco es beneficioso para el joven”, afirmó la jueza y afirmó que “es una causa que tiene que ver con vulnerabilidad social donde el joven ha perdido participación activa como niño constructivo para su futuro que debe reforzar y volver a rehabilitar como persona digna que es en la sociedad”, indicó.

Hasta los 16

El Código Penal establece la inimputabilidad hasta los 16 años. Es decir, un menor de 15 años no puede ser sometido a proceso. Entre los 16 y 18 años los adolescentes pueden ser juzgados, pero solo por delitos graves (que tengan una pena en expectativa alta). Y, finalmente, a partir de los 18 años las personas son juzgadas como adultos.#

Anuncios