Se acentúa la polémica por la libertad de dos hermanos de 16 años otorgada por dos juezas locales. Tras ser liberados, en una polémica medida, fueron detenidos después de asaltar un comercio con un arma blanca.

Nuevamente se instala el debate sobre la función que debe cumplir el Estado ante menores que recurrentemente cometen hechos delictivos. Las juezas habían argumentado por “los derechos del niño” la libertad de los mellizos de 16 años.

Una vez más los mellizos que fuera liberados por las juezas Patricia Reyes y Estella Eizmendi tras asaltar y apuñalar a una anciana volvieron a delinquir y se encuentran detenidos ahora en el Cose, tras asaltar en la noche del viernes una despensa.

Juez Reyes 1
Las juezas Eizmendi y Reyes nuevamente en el centro de la polémica

Las juezas Eizmendi y Reyes los habían liberado por entender que hay “un interés superior del niño” y había pedido un derecho a réplica tras recibir fuertes críticas por la primera liberación, y ahora quedaron en el ojo de la tormenta nuevamente.

Los menores, acompañados por un sujeto mayor de edad, ya involucrado en otro robo en el Club Náutico, ingresaron en un comercio de la calle Roberto Gómez y a punta de cuchillo redujeron a la mujer que atendía el comercio y sustrajeron una suma de dos mil pesos y un teléfono celular.

Los mellizos fueron detenidos a pocas cuadras por personal policial, mientras que el otro sujeto “El Rengo” se encuentra prófugo.

En principio, los mellizos de 16 años asaltaron a una mujer en una parada de colectivos que se ubica frente al Prosate y al intentar quitarle la carteta le asestaron una puñalada en la mano. “Pensé que me mataban, tuve miedo de morir”, afirmó la abuela damnificada, de 71 años.

Fueron detenidos y alojados en el Cose por decisión del Juez Daniel Yangüela, pero ante una apelación, las juezas Eizmendi y Reyes decidieron su liberación y ni medidas de resguardo les habían impuesto, es decir, ni siquiera prisión domiciliaria recibieron. Una vez en libertad intentaron robar un auto y fueron demorados y nuevamente liberados.

Ahora, una vez más, los mellizos beneficiados por la decisión de ambas magistradas volvieron a cometer un delito grave, un robo con armas y se espera la decisión de la Justicia en la audiencia de control de detención.

 

Anuncios