Maximiliano Larrabaster declaró ante la jueza Patricia Reyes sin aceptar preguntas y dijo que fue un suicidio. Está imputado por el “femicidio” de Raquel Maldonado.

Junto a su abogado, Maximiliarno Larrabaster declaró que Raquel Maldonado “agarró el cuchillo que estaba arriba del lavarropas y se lo clavó en la panza”. Conocido como “Maxi”, el novio y único imputado por el femicidio de Raquel Maldonado (27) declaró durante 15 minutos ante la jueza Patricia Reyes para dar su versión de lo que pasó la noche del pasado 3 de julio en un departamento de Marcos Zar al 2260 de Puerto Madryn.

“La conocí en el trabajo. Estuvimos un año y medio, teníamos una relación normal”, comenzó Larrabaster, quien pidió un cuarto intermedio para dialogar con su abogado Gustavo Castro.

Según su relato, “hubo una discusión porque no la fui a buscar temprano. Se enojó. Decía que se iba a matar, la calmé y le dije que se vaya. Se levantó tranquila y dijo que se iba a ir. Agarró el cuchillo que estaba arriba del lavarropa y se lo clavó en la panza”, declaró el joven. “Me dijo que me amaba y me pidió perdón. Fue lo último que me dijo”. Finalizó su declaración afirmando que no conocía el hospital. Un testigo sostuvo que intentó dejar a la víctima en el estacionamiento, detalló un comunicado de la Fiscalía.

Larrabaster se encuentra imputado por el delito de “femicidio”, que prevé una pena de prisión perpetua. Tras ser asesorado por la Defensa Pública, cambió de abogados bajo el patrocinio de Gustavo Castro y Carlos del Mármol y solicitó declarar.

Según el informe del Cuerpo Médico Forense, “por la dirección, trayecto y profundidad dudosamente puede producirse por una lesión autoinfligida”, indica el informe de autopsia que estableció que la muerte se produjo por una herida abdominal de arma blanca de 14 centímetros de profundidad que penetró el hígado y produjo un “shock hipovolémico” por la pérdida de sangre.

Anuncios